Bioparc Fuengirola celebra hoy 19 de agosto el Día Internacional del Orangután de Borneo.

La fecha fue asignada con el objetivo de generar conciencia en la humanidad acerca de la imperiosa necesidad de proteger a los orangutanes. Si bien hace unos 12.000 años eran millones y habitan desde Java hasta el sur de China, la estimación más reciente es de 55.000 ejemplares. Una especie críticamente amenazada con un descenso de la población del 60% en la última década, algunos científicos y conservadores prevén que se producirá otro descenso de la población del 22% en un plazo de 3- 4 años.

 Las personas que visitan cada día Bioparc Fuengirola pueden conocer a la familia que habita en nuestras instalaciones, un grupo formado, por dos hembras, Suli y Mukah, un macho, Peek, el pequeño Sabangau de 3 años de vida , y la última cría nacida en el parque el pasado 4 de agosto, que se puede observar bajos los brazos de su madre.

Ésta es la única cría nacida en Europa dentro del programa de conservación europeo de la especie en los últimos 12 meses; un hecho de gran relevancia dado que la especie está críticamente amenazada. El aprendizaje diario, el conocimiento que comparten los organismos que participan en el programa de conservación y, la dedicación diaria del equipo de zoología y veterinaria, de Bioparc, son determinantes para que estos acontecimientos, vitales para preservar especies amenazadas, ocurran.

 


Bioparc Fuengirola y la conservación In situ

Bioparc Fuengirola está comprometido con la situación del Orangután de Borneo y su hábitat, desde 2013. A través de la Fundación Bioparc, colabora con la asociación Borneo Nature Foundation (antes Outrop) para la conservación in situ (en su lugar de origen) de la especie, mediante acciones de restauración de hábitat y reforestación en el bosque de Sabangau, en Borneo. Además, desarrollan actividades de investigación en el bosque, formación y desarrollo de capacidades para promover el desarrollo sostenible y educación a las poblaciones para proteger los recursos naturales de la isla.

La conservación de especies es parte fundamental en la preservación de nuestro planeta. Significa educar a las poblaciones, aumentar las áreas de reservas naturales e instaurar una ética medioambiental que haga frente a la intrusión y destrucción de entornos naturales. En el mundo occidental, conocer las realidades de especies amenazadas como el orangután de Borneo, es el primer paso para tomar conciencia y querer preservarlas.

 

¿Cómo es el orangután de Borneo?

Este mamífero habita únicamente en las islas de Borneo y de Sumatra, Asia. Su nombre proviene de la unión de dos palabras, “orang” y “utan”, que en malayo significan “hombre” y “bosque” respectivamente.”, Se trata del mamífero arborícola de mayor tamaño. El cuerpo es corto y fornido, los brazos son largos y las patas cortas, las cuales pueden mover en todas direcciones. Los pies y las manos son similares, con dedos largos y ganchudos para desplazarse con mayor facilidad por los árboles. Se balancea de rama en rama, siempre agarrándose con dos extremidades hasta que alcanza el siguiente apoyo. Apenas descienden al suelo, donde se vuelven torpes y vulnerables. Están dotados de una gran inteligencia, y en ocasiones utilizan herramientas para conseguir el alimento. Son animales de hábitos solitarios. Las hembras son fértiles a los 15 años, y las crías suelen permanecer con su madre hasta los 8 años, por lo que no suelen tener más de 4 o 5 crías. Los machos dominantes se distinguen por una marcada máscara situada en los carrillos. Esta máscara comienza a desarrollarse aproximadamente a los 12 años.