La nueva vida de Tissa y Toñi en Bioparc Fuengirola

  • La pareja de leopardos de Sri Lanka de Bioparc Fuengirola comienzan a aparearse después de la remodelación de su hábitat la pasada primavera
  • El parque sigue demostrando el éxito de su trabajo en los diferentes programas europeos de conservación

La pareja de leopardos de la subespecie de Sri Lanka (Panthera pardus kotiya) de Bioparc Fuengirola han comenzado a aparearse después de la renovación de su hábitat, inaugurado durante la pasada primavera. Tissa y Toñi, como se llaman estos felinos, ya tuvieron descendencia en dos ocasiones en el parque, en mayo de 2007 y en agosto de 2012, aunque esta descendencia ya no se encuentra en Bioparc Fuengirola ya que fueron enviados a otros parques de animales dentro del programa de conservación de la especie después del tiempo estipulado con su madre.  

El inicio del apareamiento de estos felinos es una señal inequívoca del bienestar y la perfecta adaptación que tienen esta pareja de leopardos en Bioparc Fuengirola, más aún con la mencionada mejora de su hábitat en el parque. La reforma de esta área ha supuesto la ampliación de la zona disponible para la especie hasta seis veces su tamaño original, además del incremento en volumen del hábitat, incorporándose ramas a diferentes alturas, llegado hasta los 12 metros de altitud.  

Esta remodelación también ha significado una nueva forma de observación para los visitantes al parque, ya que este hábitat confiere nuevos puntos de vista dentro de los espacios para las especies en los parques de animales y una experiencia mucho más inmersiva para los visitantes, gracias al concepto de zoo-inmersión que prevalece en Bioparc Fuengirola.  

Los leopardos, a diferencia de otros felinos, son animales que pasan mucho tiempo encaramados en las ramas de los árboles. Para esta especie los árboles no son solo un lugar donde descansar con seguridad, además, los utilizan para observar y divisar a sus posibles presas y para alejar la comida del suelo y así evitar ser robadas por otros animales carroñeros. Por ello, la remodelación de su hábitat la pasada primavera, con el especial hincapié en la mejora del volumen en altura, hacen de Bioparc Fuengirola uno de los parques de animales más modernos e innovadores en cuanto a la adaptación y el tratamiento de estos felinos 

Para conseguir todo este proceso de mejora, y el perfecto bienestar de Tissa y Toñi, durante meses un gran número de especialistas han trabajado para dar forma a este hábitat. Desde arquitectos, obreros, veterinarios, técnicos del equipo de zoología, tematizadores y hasta personal de tecnología y electricidad han trabajado para crear el área más fidedigna para la pareja de leopardo de Sri Lanka del parque.  

Una labor de gran valor 

BIOPARC Fuengirola colabora en el programa de conservación europeo del leopardo de Sri Lanka de la Asociación Europea de Zoos y Acuarios (EAZA) desde la apertura del parque en 2001, además de participar en el Comité de conservación de leopardos de Sri Lanka del mismo organismo. Esta subespecie es endémica de Sri Lanka, es decir, su único hábitat natural son las selvas tropicales, bosques húmeros y zonas áridas de matorral de esta isla del Golfo de Bengala, y ha sido atacada durante años por la caza furtiva y la destrucción de su hábitat natural, lo que provoca que estén categorizados en peligro de extinción por la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UCIN).  

DEJA TUS COMENTARIOS