El agua: un recurso vital para garantizar el bienestar de los animales que habitan en BIOPARC Fuengirola, especialmente en verano

La vida en la Tierra depende de ecosistemas saludables como, por ejemplo, los de agua dulce. Los humedales, los ríos, los manglares y los acuíferos son una parte fundamental del ciclo global del agua: suministran, purifican y protegen los recursos.

Los animales necesitan de esta para que sus cuerpos funcionen, no solo a través de la acción de beber sino también de los alimentos que comen y hábitos diarios como, por ejemplo, un simple baño. Y este recurso natural y vital, juega un papel fundamental a la hora de garantizar el bienestar de los animales que alberga BIOPARC Fuengirola.

El correcto uso del agua es vital para regular la temperatura corporal de los animales

A medida que las temperaturas aumentan, BIOPARC Fuengirola trabaja diariamente para garantizar el bienestar de sus residentes. Aunque a muchos de ellos les gusta el calor, cuentan con protocolos especiales que aseguran que, las más de 200 especies diferentes que alberga, estén a temperaturas saludables y cómodas.

Estas jornadas de calor requieren de una buena planificación anticipada. Estar atento a las previsiones meteorológicas y desarrollar un plan de cara a estas altas temperaturas es esencial para garantizar que los animales tengan suficiente sombra y agua en esos días.

El calor extremo causa un estrés significativo para todos los animales. Y por este motivo, en la puesta en marcha de estas acciones y manejos, los equipos de Zoología, Herpetología y Aguas de BIOPARC Fuengirola tienen en cuenta los requisitos de las especies, edades de los animales, características de las instalaciones, ubicaciones dentro de estas, presencia de sombras, necesidad de realizar enriquecimientos complementarios o garantizar la calidad de las aguas, entre otras.

Lo más importante, es que cada uno de los animales que habitan en sus selvas tropicales tengan acceso agua limpia y fresca las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana.

La mayor parte de las instalaciones cuenta con rías, cascadas, zonas de baño o playas artificiales a las que poder acceder. Gracias a estos recursos, los animales pueden acceder al agua si lo necesitan. Por ejemplo, aunque chimpancés, orangutanes y gorilas tienen miedo al agua, tienen a su disposición rías para beber o jugar en la orilla. Especies acuáticas como cocodrilo, tomistoma o hipopótamo pigmeo cuentan con grandes espacios de agua en los que pasan la mayor parte del día. Y otros que no aparentan ser tan amigos de este recurso natural como son los tigres de Sumatra, su instalación tiene uno de los espacios de agua más impresionantes del parque y en el que disfrutan con baños y chapuzones.

A estos medios se suma el control de las temperaturas del agua y de las instalaciones de cada uno de los animales haciendo uso, por ejemplo, de difusores para brindarles vapor de agua refrescante, controlando de esta forma tanto la humedad como la temperatura. Al igual que los espacios interiores, los cuales se mantienen ventilados y frescos.

Cuando se trata del bienestar de los animales residentes en BIOPARC Fuengirola, el control de la temperatura durante los meses de verano y los enriquecimientos alimentarios como, por ejemplo, la elaboración de helados es de suma importancia. Todo el equipo trabaja para encontrar un equilibrio entre dar a los animales la oportunidad de disfrutar del sol y, al mismo tiempo, tener opciones para refrescarse cuando lo deseen.

 

Un completo circuito de rías vivas para el disfrute de los animales

BIOPARC Fuengirola cuenta con un completo circuito de agua compuesto por auténticos ríos y cascadas. Más de 2.200 metros cúbicos de agua dulce totalmente potable, filtrada de forma mecánica y natural, prescindiendo de cualquier tipo de producto químico que impida la vida en ellas. En estas rías los animales, como se ha señalado antes, disfrutan de baños, permiten refrescarse en verano, hidratarse y, por supuesto, son indispensables para su vida, como el caso de los hipopótamos, patos o cocodrilos, entre otros.

Además, estas rías vivas y oxigenadas, a través de las numerosas cascadas que componen el circuito, asumen una función estimulante para muchas especies. Al contar con cientos de peces vivos, estos favorecen el desarrollo de los instintos de otros animales. Y es que el bienestar de estos es una prioridad para todo el equipo de BIOPARC Fuengirola.

BIOPARC Fuengirola