Bioparc Fuengirola y EVAD se unen para transmitir que la tecnología y el cuidado del medio ambiente van de la mano

  • Con esta unión, los jóvenes de 10 a 17 años que realicen una formación en EVAD KIDS tendrán beneficios para matricularse en la escuela de formación o visitar el parque de animales con su pase anual

El parque de animales de Andalucía, Bioparc Fuengirola, junto al mayor centro de Andalucía dedicado a la formación en videojuegos, EVAD, han firmado un acuerdo de colaboración con el objetivo de transmitir a los jóvenes que la formación tecnológica, el cuidado del medio ambiente y el amor por los animales están unidos de la mano.

Con esta alianza, ambas compañías buscan por un lado, que todos los niños tengan acceso a formación en una de las industrias de mayor crecimiento como es la de los videojuegos con EVAD; y por otro lado, que aprendan valores como la conservación de la biodiversidad, el amor a los animales y la protección del medio ambiente, en un ambiente único en su especie, como es Bioparc Fuengirola, además donde observar recreaciones de sus entornos.

Uno de los beneficios está dirigido a todos los chicos, de 10 a 17 años, que ya tengan el pase anual B!.  La matrícula de estos niños para formarse en los cursos 2020-2021 de Evad Kids será gratuita. Para disfrutar de este beneficio, los niños tendrán que presentar su pase anual en la escuela Evad en el momento de realizar la inscripción.

La otra ventaja es que todos los niños que se matriculen en Evad Kids para el curso 2020-2021, entre 10 y 17 años, obtendrán de manera gratuita el pase anual para visitar durante todo un año Bioparc Fuengirola. Para aplicar esta promoción, los alumnos solo tendrán que aportar en la taquilla del parque malagueño, la matrícula sellada por la EVAD y abonar 1€ destinado a los proyectos de conservación que la Fundación Bioparc desarrolla en colaboración con importantes entidades internacionales.

El pase anual del que disfrutarán los alumnos de EVAD es una puerta abierta para la conservación de la naturaleza. Este bono anual da acceso al parque malagueño durante un año para descubrir nuevas experiencias observando como interactúan animales de diferentes especies y como se comportan en su día a día. De hecho cada año miles de padres, madres, aficionados a la fotografía y abuelos con ganas de pasar tiempo con sus nietos se apuntan a la aventura.

Visitar Bioparc Fuengirola durante un año, no es solo ir a ver animales, es ocio con causa al contemplar la belleza de la naturaleza salvaje que emociona a la sociedad. Vivir esta experiencia es sumergirse en los bosques tropicales de Madagascar, África Ecuatorial, el sudeste asiático y las islas del Indo-Pacífico, entornos recreados con gran detalle.