Bioparc Fuengirola recibe a Kerinci

• Esta joven tigresa de Sumatra procede del Ree Park Safari de Dinamarca y se sumará a la pareja que ya vive en Bioparc Fuengirola
• El parque lleva desde 2001 colaborando en el programa europeo “ex situ” de conservación de esta subespecie

Bioparc Fuengirola recibe la llegada de una joven hembra de tigre de Sumatra procedente de Ree Park Safari en Dinamarca. Esta tigresa, nacida a finales del mes de febrero de 2017, comenzará su etapa adulta en el parque malagueño. Bioparc Fuengirola ya cuenta con un macho y una hembra de tigres de Sumatra, Harau y Asmara, que llevan conviviendo desde el pasado año.

La llegada de Kerinci, nombre de esta hembra, surge de la colaboración de Bioparc Fuengirola con el programa europeo de conservación “ex situ” del tigre de Sumatra, del cual es partícipe desde que el parque abriera sus puertas en 2001, debido a que esta subespecie de tigre está considerada en grave peligro de extinción con solo unos 200 individuos en libertad. El coordinador europeo del programa de conservación de estos felinos ha seleccionado a Bioparc Fuengirola como el parque idóneo para que Kerinci comience su etapa adulta, después de que haya pasado el tiempo adecuado junto a su madre en el parque danés.

Éste es un paso natural para la tigresa. Las madres expulsan a sus crias de sus territorios cuando éstas llegan al año y medio de edad, momento en el que los jóvenes tigres deben buscar un nuevo lugar para vivir, por lo que este cambio para Kerinci es natural y significa el comienzo a su etapa de madurez.

El ilusionante reto de Kerinci

Esta llegada supone un gran e ilusionante reto para Bioparc Fuengirola. El equipo de veterinarios y cuidadores del parque deben adaptarse a las necesidades que presente esta tigresa, ya que los cuidados no se realizan según cada especie, sino dependiendo del comportamiento de cada animal que llega al parque. Este proceso está compuesto por horas y horas de observación, donde un simple rugido cobra suma importancia.

Esta etapa de observación es fundamental para la adaptación de Kerinci a su nueva instalación y a sus congéneres Harau y Asmara. A pesar de la creencia de que los tigres son animales solitarios, la realidad es que son mucho más sociables. En sus hábitats autóctonos las presas escasean, por lo que un grupo numeroso dificulta la supervivencia de cada individuo. Los últimos estudios han revelado que, en zonas de India donde la comida es abundante, estos felinos pueden ser más sociables de lo que se creía, por ello y tras su exhaustivo proceso de adaptación, la convivencia de Kerinci con Harau y Asmara será muy beneficiosa.

Para llegar a este punto, es necesario también el acomodo de Kerinci a sus cuidadores. Para que resulte satisfactorio, el equipo de zoología de Bioparc Fuengirola comenzará con los refuerzos positivos, basados en premios para el animal, con el objetivo de que la tigresa sienta confianza en su nuevo hogar y a sus nuevos cuidadores. Este proceso es fundamental para realizar con seguridad los manejos diarios y los exhaustivos controles veterinarios que realiza Bioparc Fuengirola a todas las especies que viven en el parque. Este trabajo de los cuidadores está basado en estrictos protocolos establecidos, siempre buscando el completo bienestar, tanto físico como psicológico, del animal.

Todo este proceso dura de cuatro a ocho semanas, dependiendo del carácter de Kerinci, y, una vez finalizada su adaptación, los visitantes podrán conocer a esta tigresa de Sumatra en su majestuosa instalación del Templo de Angkor en Bioparc Fuengirola.

DEJA TUS COMENTARIOS