Bioparc Fuengirola comienza a adaptar las dietas de los animales para encarar los meses de invierno

Durante todo el año, el equipo de Zoología trabaja para garantizar el bienestar de todas las especies que alberga BIOPARC Fuengirola. Unos cuidados personalizados que varían dependiendo de los requerimientos de cada animal y de las condiciones climatológicas que se den. Aunque aún las bajas temperaturas típicas de esta época se resisten, el equipo ya ha iniciado la modificación de las dietas para encarar estos próximos meses.

El cambio de estación que se producirá la próxima semana requiere de una modificación en la alimentación de muchas de las especies que alberga el centro de conservación malagueño. Las dietas se enriquecen con un mayor aporte calórico y se complementan por suplementos vitamínicos que ayudan a reforzar las defensas de los animales.

Parte de la actividad diaria de este equipo es conocer, en todo momento, cuáles son las necesidades alimentarias de cada uno de los individuos y establecer así una pauta u otra a la hora de elaborar sus dietas.

Cerca de 150 dietas diferentes y más de un centenar de kilos de alimentos cada día

La cocina de BIOPARC Fuengirola se convierte en un punto clave durante estos días. En ella, el equipo organiza menús especiales, grandes ollas en las que se prepararan caldos de verduras que complementa a una dieta con una gran variedad de verduras y frutas de temporada. Servidas enteras, con diferentes cortes o hervidas, dependiendo de las necesidades de cada especie. Todos los cambios son realizados bajo un protocolo alimentario y directrices internacionales establecidas en los diferentes programas de conservación en los que participa y coordina la EAZA.

En el caso de los lémures, su dieta no cuenta con ningún tipo de fruta o verdura que contenga vitamina C, ya que tienden a acumular hierro y ello provoca daños en sus órganos. Los tigres de Sumatra basan su alimentación en carne de pollo o ternera. Primates como los gorilas y orangutanes, consumen más de cinco kilos de verduras al día.

A las dietas esenciales que prepara la cocina de BIOPARC Fuengirola, se suma la vigilancia de los cuidadores para asegurar que las necesidades de cada animal están cubiertas. Ellos son los encargados de garantizar que los platos de cocina lleguen a sus comensales y que, si estos los necesitan, se cubran las necesidades extraordinarias con enriquecimientos como, por ejemplo, los aportes extras que se realizan en invierno.

Una dieta desequilibrada produce graves enfermedades como, por ejemplo, diabetes, patologías cardiovasculares, problemas dentales, dificultades en la reproducción e incluso malformaciones durante el crecimiento de las crías, cáncer o la propia muerte del animal.

Procedencia de los alimentos

Desde hace dos años, parte de estos alimentos proceden de excedentes cedidos por el grupo El Corte Inglés, dando una segunda oportunidad a productos alimentarios que no cumplen los parámetros para la venta al público, pero que si tienen un estado óptimo para la alimentación de animales.

Todos los productos recibidos son valorados por el equipo de Zoología, quién realiza la selección que formará parte de las dietas que se elaboran y enriquecimientos como, por ejemplo, los caldos de verduras o infusiones naturales. Esta acción alarga el ciclo de vida de los alimentos y reduce los residuos, enmarcándose en las prácticas de residuos cero, concepto con el que personas y organizaciones promueven estilos de vida sostenibles para favorecer la conservación ambiental.

 

BIOPARC Fuengirola