Un animal único en su especie

  • Las hembras de los gibones cambian hasta tres veces el color de su pelaje, una característica que no tiene ningún otro mamífero. 
  • En España solo Bioparc Fuengirola colabora con el programa europeo de reproducción de la especie.  

Bioparc Fuengirola, XX de noviembre 2018. Ares, la hembra de gibón de mejillas doradas que habita en Bioparc Fuengirola junto a un macho llamado Den, daba a luz a una cría en perfecto estado de salud en agosto de 2017. Casi un año y medio después, el equipo técnico y veterinario de Bioparc Fuengirola ha podido confirmar que esta cría es una hembra. Este hecho, que a priori puede parecer algo común, tiene un gran valor por la importancia zoológica de estos primates. Los gibones, más en concreto las hembras, tienen una característica única dentro de los mamíferos, cambian hasta tres veces el color de su pelaje a lo largo de su vida.    

Dirimir el sexo de una cría de gibón es un proceso complejo, ya que el primer año y medio de vida está siempre agarrada a su madre, y solo a través de muchas horas de observación es posible confirmar este dato. Durante este tiempo, el pelaje de la cría es amarillo, del mismo tono que la hembra para poder camuflarse de posibles depredadores. Entre los 12 y 18 meses de edad, las crías cambian su pelaje a un tono más oscuro, similar al de los machos adultos, cambiando su aspecto de forma completa. Éste es el proceso en el que se encuentra la cría de gibón de Bioparc Fuengirola que, una vez llegue a la madurez, tendrá un tercer cambio de color.   

Con seis o siete años, momento al que llegan a la edad adulta, esta cría de gibón de mejillas doradas volverá a cambiar el pelaje a un color amarillo, como el de su madre. Este tercer cambio de color solo se produce en las hembras, ya que los machos mantienen el pelo de color negro que adquirieron después de separarse de su madre.   

Existen otros mamíferos que en su proceso de madurez cambian la tonalidad de su pelo, como pueden ser las leonas, tapires o cerdos, pero las hembras de los gibones son los únicos que cambian hasta tres veces la tonalidad de su pelaje durante su crecimiento.   

No solo el cambio del color del pelaje hace excepcional a los gibones, además son una de las pocas especies monógamas de primates, es decir, que tienen la misma pareja de por vida, organizándose la familia con el macho, la hembra adulta y las crías.  

Una especie muy castigada 

Bioparc Fuengirola es el único parque de animales en España que colabora en el programa europeo de conservación de la especie desde el año 2003. El parque ha conseguido un rotundo éxito en esta labor, puesto que han nacido cuatro crías de gibón de mejillas doradas desde que abrió sus puertas en 2001, como Ares, la hembra adulta actual, que nació en Bioparc Fuengirola. Tan importante es la función de Bioparc Fuengirola en este programa que en 2017 solo nacieron cuatro crías de gibón de mejillas doradas en Europa, siendo una de ellas la cría nacida en el parque malagueño.  

A pesar de ser animales únicos, lo cierto es que los gibones son la especie de primates en mayor peligro de extinción. Las 15 subespecies de gibones que existen, menos la subespecie de Hainajn, están en amenazadas o en grave peligro de extinción, considerando la Lista Roja de la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza (UICN) en peligro de extinción al gibón de mejillas doradas. 

La destrucción de su hábitat natural es una de las mayores causas del declive de su población. Los gibones son animales capaces de braquiar, es decir, cuentan con brazos adaptados para balancearse de rama en rama para trasladarse con suma facilidad por ellos. Estos primates viven en los árboles por lo que la tala de sus bosques autóctonos hace que los gibones hayan perdido gran parte de su ecosistema natural, además, también son cazados de forma furtiva para su venta en el mercado negro como animales de compañía o para vender su carne como remedios médicos, ya que en algunas culturas existe la creencia de que son animales que ofrecen beneficios mágicos. 

Bioparc Fuengirola quiere que sus visitantes sean partícipes de esta gran noticia, por ello, va a organizar un concurso a través de sus redes sociales donde todos sus seguidores podrán participar en la elección del nombre de esta nueva cría.

DEJA TUS COMENTARIOS