Último fin de semana del grupo de las chimpancés nacidas en BIOPARC Fuengirola

  • Tras el reciente descubrimiento científico de la existencia de cuatro subespecies de chimpancé y el alarmante riesgo de extinción de este primate en la naturaleza, se ha puesto en marcha un urgente y complejo plan de movimientos de animales con el objetivo de garantizar su supervivencia.
  • Los BIOPARC, únicas instituciones en España incluidas en el programa de conservación EEP de la subespecie Pan troglodytes verus.
  • Las tres hembras nacidas en Fuengirola se marcharán próximamente a Bioparc Valencia, de donde llegará Napoleón, para formar un nuevo grupo reproductor.

Jueves, 9 de abril de 2015.- Un estudio internacional sobre la diversidad genética de la especie humana comparada con la de los otros grandes primates ha dado luz a un descubrimiento científico de gran relevancia sobre nuestros «parientes» más cercanos, los chimpancés. Gracias a esta investigación de todos los antropoides, ahora sabemos que existen cuatro subespecies de chimpancé y el conocimiento de su grave peligro de extinción ha motivado la necesidad de reordenar los grupos reproductivos de la EAZA (Asociación Europea de Zoos y Acuarios), con el fin de asegurar su salvación.

El programa del “Great Ape Taxon Advisory Group” (grupo de expertos de grandes primates) planteó en septiembre de 2014 un nuevo plan de colección que requería un complicado movimiento de animales entre las diversas instituciones europeas implicadas. En este entramado de traslados destaca el papel de España respecto a la subespecie Pan troglodytes verus, ala que pertenecen los chimpancés de Bioparc Fuengirola, con la participación de BIOPARC Valencia, BIOPARC Fuengirola y el Zoo Aquarium de Madrid.

Los datos son rotundos y dramáticos: en los últimos 100 años ha desaparecido un 80% de los chimpancés de su hábitat natural. Así, la elección de los VERUS radica en dos hechos. Por un lado, su altísimo grado de amenaza, ya que esta subespecie supone sólo un 20% de los 200.000 chimpancés vivos y, además, están distribuidos en pequeñas colonias aisladas, por lo que la desaparición de alguna de ellas crearía un gran problema para su supervivencia. Por otro lado, la existencia de 250 individuos «puros» en cautividad ha motivado que sea la única subespecie incluida en un EEP (programa europeo de reproducción en cautividad de especies amenazadas), lo que posibilita la acción urgente y coordinada de este importante proyecto que potencie su reproducción en vías de una futura necesidad de reintroducción en África.

Los BIOPARC serán los únicos centros españoles reproductores de la subespecie Pan troglodytes verus y su papel es fundamental para poder garantizar su viabilidad y diversidad genética.

El arduo plan de reorganización a nivel europeo ha tenido muy en cuenta las características personales de cada animal y su bienestar, tanto físico como emocional. Con esta premisa y para cumplir su objetivo de reproducción, BIOPARC Fuengirola incorporará al grupo a un macho, Napoleón, quien regresa a su lugar de origen procedente de BIOPARC Valencia. El querido «Napo» ha sido el único macho nacido en el parque malagueño, hijo de Gordo y Lola, la pareja que vivió en el antiguo Zoo de Fuengirola y que vio cómo sus condiciones de vida mejoraban significativamente con la llegada de la ‘zoo-inmersión’.

Las tres hembras nacidas en Fuengirola, Eva, Noelia y Natalia, hermanas de Napoleón, pasarán ahora a tener un relevante rol reproductor en su nuevo hogar, BIOPARC Valencia. Por ello, este fin de semana será el último que podremos ver a nuestras queridas «chimpas» en el parque, las pequeñas de la familia.