Entre reptiles

Mejor imposible. Entre reptiles

El Departamento de herpetología atiende a diario a más de 150 especímenes distribuidos en casi 30 especies de reptiles y anfibios. Para el manejo y mantenimiento de cada uno de ellos el conocimiento de la especie y la observación diaria de cada individuo, son claves para que por ejemplo, la reproducción en cautividad de la mayor parte de ellos se consiga de manera efectiva.

Entre reptiles

Un buen ejemplo de ello, son los resultados obtenidos este año con las Iguanas Rinoceronte, que por primera vez se han reproducido. Esta especie, de mediano tamaño, llegó a Bioparc en 2014 y se trata de una especie vulnerable perteneciente a uno de los grupos de lagartos más amenazados del mundo.

El caso de la reproducción de las Iguanas Rinoceronte en Bioparc está lleno de curiosidades. Las iguanas, llegaron del Zoo de Viena hace tres años a Bioparc Fuengirola a compartir instalación con las Tortugas Gigantes de las Galápagos. En los más de 20 años que tiene esta pareja, nunca se había conseguido su reproducción, ni si quiera se registraron puestas en el pasado. Sin embargo, al segundo año de estar en Bioparc, empezaron a desarrollar un comportamiento reproductivo típico en la especie, se observaron las primeras cópulas y se recogió una primera puesta de 18 huevos. Finalmente todos ellos resultaron ser infértiles. Este tercer año en Bioparc, ha resultado ser muy exitoso para nuestra pareja de iguanas rinoceronte, ya que hemos registrado comportamientos reproductivos iguales al año pasado, incubando una numerosa puesta de 17 huevos, de la que han nacido dos saludables crías.

Entre reptiles

El trabajo del Dpto. Herpetólogo en la cría de especies

El  equipo de Herpetología trabaja actualmente con diversas especies de reptiles y anfibios en peligro de extinción, participando en diversos proyectos internacionales de conservación de multitud especies amenazadas. Muestra de este trabajo ha sido la cría de especies muy amenazadas como el Tomistoma, el cocodrilo enano, el galápago gigante asiático, la tortuga de río de Borneo, el varano esmeralda, etc.

Entre reptiles

Entre reptiles

Este trabajo ha de ser constante a lo largo de todo el año y se centra en intentar reproducir en cautividad todos aquellos factores ambientales (luz, temperatura, humedad, alimentación, etc.) y estímulos que afectan a estos reptiles y anfibios en su medio natural. El estudio de todos estos factores, además del comportamiento de los animales se hace indispensable. En el caso de las iguanas rinoceronte, meses antes de la puesta de huevos, en primavera, cuando suben las temperaturas, aumentan las horas de sol y hay muchos más alimentos de los que pueden nutrirse los animales en sus hábitats naturales, el equipo de Herpetología enriquece las dietas de las iguanas (de manera diferente según sea macho o hembra), prepara un lugar adecuado para la puesta e incluso lleva a cabo curiosos estímulos comportamentales destinados a favorecer las cópulas. Uno de estos estímulos se realiza colocando un espejo frente al macho de tal manera que éste crea que hay un macho rival cerca de él. El propio reflejo del macho en el espejo, despierta un comportamiento de dominancia, desplegando toda una serie de rituales de amenaza al otro “supuesto macho”. Esta falsa presencia de otro macho rival, estimula al macho y favorece las cópulas con la hembra. Estos cambios y muchos más, estimulan tanto al macho, como a la hembra a que inicien todos sus comportamientos reproductivos de manera efectiva.

Entre reptiles

Por otro lado han de asegurar que las condiciones del entorno sean las adecuadas para que la hembra, en este caso de iguana Rinoceronte, encuentre un lugar lo suficientemente resguardado y seguro donde hacer su puesta. En principio, el compartir espacio con las Tortugas Gigantes de las Galápagos podía ser un inconveniente, con lo que en cuanto el equipo descubrió qué sitio había seleccionado la hembra para enterrarlos, aseguraron el área con elementos naturales que impidieran el paso de las tortugas y evitar estrés a la hembra.

Dificultades e incubación artificial

Para asegurar un mayor número de nacimientos en todos nuestros reptiles, el equipo de Herpetología recoge todas las puestas para llevar a cabo una incubación artificial. La puesta de nuestras iguanas rinoceronte constó de 17 huevos, que tras haber sido incubados durante casi 90 días a una temperatura constante de 32 grados y con una humedad de más del 90%, eclosionaron dos crías.

Una característica muy llamativa en la incubación de muchos reptiles, como es el caso de tortugas y cocodrilos, es que la temperatura a la que se incuban los huevos  determina el futuro sexo de las crías. De esta manera podemos seleccionar en función de las necesidades de la especie, la  temperatura a la que incubar los huevos y  así poder obtener más crías de un sexo o de otro.

Otra curiosidad en la incubación de los huevos, es que una vez han sido depositados por parte de la hembra, los embriones se fijan a la cáscara y a partir de ahí no se deben girar, ya que podría causar la muerte de dicho embrión. Por tanto, en esta fase es fundamental marcar los huevos en el momento en que se desentierran y poder identificar en futuras exploraciones cual es la posición original del huevo, fundamental para que el huevo sea próspero.

El resultado.

Todo este trabajo de meses ha propiciado que la pareja de iguanas Rinoceronte llegue a reproducirse y el equipo de herpetología de Bioparc Fuengirola pueda celebrarlo volcándose ahora en el correcto desarrollo de las crías.

Entre reptiles

Seguir el proceso de reproducción de una especie tiene muchas ventajas. Por un lado, el constante aprendizaje acerca de la biología de las distintas especies, y por otro lado, el desarrollo de herramientas y manejos que favorezcan el bienestar animal y que permitan en última instancia dicha reproducción. Conocimiento, observación y pasión son valores claves en esta profesión y trabajo diario.

Departamento de herpetología
Bioparc Fuengirola

 

DEJA TUS COMENTARIOS