Los animales de BIOPARC Fuengirola combaten esta ola de calor gracias a sabrosos y coloridos helados

Con la segunda ola del calor del verano alcanzando temperaturas récord, no solo las personas sufren esos más de 40 grados, el resto de los seres vivos también. Frente a este calor, los animales pueden experimentar cierto estrés, por ello es tan importante garantizarles temperaturas más suaves.

BIOPARC Fuengirola es el hogar de más de 200 especies diferentes y, estos días, los cuidadores hacen todo lo posible para asegurar que todos los animales estén hidratados y frescos frente a este clima increíblemente caluroso.

Por este motivo, con la llegada del verano, el equipo vuelve a poner en marcha medidas extraordinarias que garantizan el bienestar de los animales en esta época. Una de ellas es la elaboración de dietas específicamente diseñadas para estos meses y en las que se incluyen refrescantes helados de todos los sabores y para todos los gustos: variadas verduras y frutas, carne troceada y sangre, pescados o insectos. Un helado adaptado a las necesidades de cada especie.

Para felinos como tigres o leopardos, disfrutan con enormes polos de agua helada mezclada con sangre y trozos de carne, situados en sitios estratégicos de las instalaciones. Estos enriquecimientos no solo son alimentarios, sino que también son sensoriales. Un disfrute no solo por el fresco manjar que alberga el interior del helado, sino porque suponen una beneficiosa estimulación para el animal que activa sus instintos.

En el caso de los gorilas, chimpancés, gibones o lémures, la cocina de BIOPARC Fuengirola prepara coloridos helados o sorbetes de zumo de remolacha, espinacas combinadas con trozos de otros tipos de verduras y frutas como manzanas, zanahorias, tomates, plátanos, sandía, etc. Y uno de los más curiosos, los pequeños cubitos helados de los que disfrutan las suricatas: granizados de gusanos y saltamontes.

Estos helados no componen la comida principal de las especies que alberga BIOPARC Fuengirola. Forman parte del enriquecimiento con el que el equipo de Zoología estimula a los animales: sensoriales, motrices, de comportamientos, entre otros.

Este protocolo también incluye la activación de difusores para refrescar instalaciones como la de los cálaos o reptiles. Además, la mayoría de los recintos también cuentan con zonas sombreadas, ríos o charcas que permiten a los animales refrescarse cada vez que lo deseen. Por ejemplo, durante estas semanas de calor, es habitual ver a los tigres nadando entre los peces que se encuentran en su instalación o a los hipopótamos sumergidos en sus rías. Otra de las especies que más disfruta en las aguas es el tapir, el cual pasa gran parte del tiempo bajo la cascada recreada. Sin duda una forma de combatir las temperaturas y refrescarse durante todo el día.

Cerca de 150 dietas diferentes y más de 100 kilos de alimentos cada día

Cada día, los cuidadores preparan más de 130 kilos en dietas basadas en carnes, pescados, piensos, frutas, verduras o insectos, adaptadas a cada especie y a cada individuo. Desde 2021, parte de estos alimentos proceden de excedentes cedidos por el grupo El Corte Inglés, dando una segunda oportunidad a productos alimentarios que no cumplen los parámetros para la venta al público, pero que si tienen un estado óptimo para la alimentación de animales.

La cocina de BIOPARC Fuengirola se convierte en un punto clave dentro del centro de conservación. En ella, el equipo de Zoología organiza y prepara menús personalizados. En el caso de la temporada invernal, ollas gigantes con caldos son las protagonistas junto a una gran variedad de verduras y frutas de temporada. Con la subida de las temperaturas y la llegada del verano, los helados se convierten en el enriquecimiento preferido de algunas de las especies. Unos menús realizados bajo un protocolo alimentario y de trabajo, desarrollado bajo las directrices internacionales recibidas por parte de los diferentes programas de conservación.

A las dietas esenciales preparadas en la cocina de BIOPARC Fuengirola, se suma la vigilancia de los cuidadores para asegurar que las necesidades de cada animal están cubiertas. Ellos son los encargados de garantizar que los platos de cocina lleguen a sus comensales y que, si estos los necesitan, se cubran las necesidades extraordinarias con enriquecimientos como, por ejemplo, los aportes extras que se realizan en invierno o verano

Durante los meses de verano, BIOPARC Fuengirola amplía su horario de apertura, siendo este de 10:00h a 23:00h. Además, incorpora nuevas actividades a su programación. Este es el caso de los encuentros con cuidadores, talleres de percusión o danzas africanas.

BIOPARC Fuengirola