Bioparc reúne en Fuengirola a 25 expertos en la EAZA REPTILE TAG MEETING web

Bioparc reúne en Fuengirola a 25 expertos en la “EAZA reptile TAG meeting”

  • El parque malagueño es pionero en la cría y el desarrollo de proyectos de conservación ex-situ de reptiles altamente amenazados de extinción, como el tomistoma (Tomistoma schlegelii), la tortuga gigante malaya (Orlitia borneensis) o el dragón de Komodo (Varanus komodoensis).
  • Es la segunda vez que se celebra una reunión del grupo asesor de reptiles de la EAZA en España, a la que asisten reconocidos expertos en el manejo y conservación de estos animales procedentes de instituciones zoológicas de toda Europa, como el experto en reproducción de dragones de Komodo Petr Velensky.

Jueves, 07 de mayo de 2015.- BIOPARC Fuengirola organiza la 13ª Reunión del Grupo Asesor de Reptiles de la EAZA (la Asociación Europea de Zoos y Acuarios, el máximo organismo que agrupa a los parques de toda Europa, unidos por la conservación de las especies animales), que se abrió ayer y en la que se dan cita hasta el sábado algunos de los más prestigiosos expertos en conservación de reptiles y anfibios de Europa en peligro de extinción procedentes de distintas instituciones zoológicas pertenecientes a la EAZA, como por ejemplo Petr Velensky, del Zoo de Praga, toda una eminencia en la cría en cautividad de dragones de Komodo. Es la segunda vez que se celebra una de estas importantes reuniones en España, junto con la que se celebró en Barcelona.

En palabras de Ivan Rehak, presidente del Grupo Asesor de Reptiles de la EAZA, “BIOPARC Fuengirola se encuentra entre los parques con una significativa contribución al desarrollo de la metodología de la cría en cautividad. Bioparc es la institución encargada de coordinar el programa ESB de reproducción del Tomistoma, además de trabajar muy activamente en otros programas de especies prioritarias para la EAZA, como el de la tortuga gigante malaya, el galápago asiático, etc.”

La reunión se abrió con una ‘Introducción a la herpetofauna local’ a cargo de David García (Conservador del Departamento de Herpetología de Bioparc Fuengirola), la primera de las 20 ponencias que se van a desarrollar en estos días, en las que se habla de manejo y programa de conservación in-situ y ex-situ de reptiles en peligro de extinción. El objetivo principal de estas reuniones es compartir los últimos avances en el campo de la conservación de estas especies animales y los resultados de los programas que se desarrollan en las distintas instituciones adheridas a la EAZA.

Tras las ponencias, las jornadas se cerrarán con una visita a Bioparc Fuengirola, donde los participantes en esta reunión podrán ver de cerca la colección de reptiles del parque y una excursión al campo para descubrir la herpetofauna local.

BIOPARC Fuengirola participa activamente en cinco programas de conservación europeos de reptiles: galápago asiático (Heosemis grandis); galápago gigante malayo (Orlitia borneensis); cocodrilo enano (Osteolaemus tetraspis); dragón de Komodo (Varanus komodoensis); y varano esmeralda (Varanus prasinus). Además de eso, el parque malagueño coordina uno de ellos, el del tomistoma (Tomistoma schlegelii), un cocodrilo de orígenes casi prehistóricos.

Estos programas de reproducción ya han dado sus frutos, ya que gracias al trabajo realizado con estos animales se ha conseguido que se reproduzcan cuatro de estas especies: cocodrilo enano, varano esmeralda, galápago gigante malayo y tomistoma, siendo el único parque europeo que ha conseguido reproducir estas dos últimas.

Además, Bioparc Fuengirola desarrolla desde 2008 el proyecto del sapo partero bético (Alytes dickhilleni), gracias al cual se consiguió su reproducción en cautividad en 2012, una buenísima noticia para el que está catalogado como uno de los 10 anfibios más amenazados de Europa.

En el marco de este proyecto, el parque cuenta con una sala de alta bioseguridad fuera de la visión del público, diseñada para evitar la entrada o salida de cualquier organismo patógeno cumpliendo los requisitos propuestos por la IUCN (Unión para la Conservación de la Naturaleza), para poder reintroducir los animales en la naturaleza si fuera necesario en el futuro.