Bioparc Fuengirola acerca a sus visitantes al mundo de la ornitología con motivo del Día Mundial del Gorrión

El pequeño gorrión es tal vez una de las aves más recordadas de la infancia. Cientos de ejemplares habitaban en barrios, parques y lugares públicos del entorno local en el que vivían.

Desafortunadamente, a pesar de ser un ave que habita en casi todos los continentes, la población del gorrión común ha descendido tanto en las zonas urbanas como en las rurales. Un declive reflejo del estado actual del medio ambiente.  Según los datos que aporta Seo BirdLife sobre esta ave, en las tres últimas décadas Europa ha perdido el 60% de sus gorriones comunes.

En España, el descenso de la población no es tan acusado como en el resto del continente, pero la realidad es que en los últimos treinta años y según los datos de la plataforma Seo Bird Life, esta se ha reducido en más de 8 millones de ejemplares.

«Andalucía es el punto en el que la población de gorrión común ha sufrido una mayor caída. Desaparece de nuestras ciudades porque cada vez son más monótonas y artificiales, sin apostar por zonas verdes naturales que proporcionen alimento al gorrión y otras tantas aves urbanas. A ello se le suman las nuevas construcciones, lineales y sin apenas huecos en los que poder nidificar», explica Antonio Garrucho, responsable de zoología y coordinador de Aves de BIOPARC Fuengirola.

Una especie que sufre una desaparición “silenciosa”

El gorrión común es ahora una especie en vías de desaparición. Al igual que todas las demás plantas y animales que alguna vez fueron abundantes se enfrentan a un futuro incierto. ¿Las razones? Ciertamente, no hay una sola razón para el declive. Su lenta, pero notoria desaparición ha sido catalogada como uno de los mayores misterios de los últimos tiempos.

En las zonas urbanas, como se indicaba en líneas anteriores, la falta de zonas verdes y la estética de las nuevas construcciones contribuyen a la desaparición de esta pequeña especie. En ambientes rurales, destaca la intensificación agrícola, con gran uso de pesticidas y poca biodiversidad. “La pérdida de los linderos entre parcelas, la desaparición de los cortijos y a fin de cuenta, el abandono del campo arrastra a multitud de especies a una extinción silenciosa”.

Cuidar del gorrión común también es contribuir en la conservación del medioambiente. El gorrión reporta numerosos beneficios para nuestro entorno natural. Actúa como dispersor de semillas, sobre todo gramíneas. Ver gorriones en nuestras calles, parques y jardines nos acerca a una naturaleza que muchas veces nos queda lejos”, destaca Garrucho.

16 y 17 de marzo para disfrutar de una actividad con la que conocer al gorrión común

Con estos datos sobre la mesa, BIOPARC Fuengirola se une a la conmemoración de este día con la puesta en marcha de una actividad especialmente desarrollada para concienciar e invitar a sus visitantes a acercarse a esta pequeña y emblemática ave. Esta se desarrollará este fin de semana, 16 y 17 de marzo, en sus instalaciones.

En ella, los equipos de Educación y Zoología informarán sobre la desaparición del gorrión común en el entorno más cercano, la necesidad de protegerlo y, por ende, cuidar al medio ambiente.

Una jornada reivindicativa

El Día Mundial del Gorrión es una iniciativa promovida por la organización Nature Forever Society’s con el objetivo de informar sobre la importancia de proteger a especies con un estatus de amenaza menor, las cuales están mermando su población poco a poco pasando desapercibidas, pero llegando incluso a desaparecer en ciertas ciudades. En 2010 se celebró el primer evento a nivel mundial (World Sparrow Day), uniéndose cada año más asociaciones y particulares a esta causa.

BIOPARC Fuengirola