Nombre común:

Tapir malayo

Especie:

Tapirus indicus

Familia:

Tapiridae

Orden:

Perissodactyla

Clase:

Mammalia

Bosques de vegetación densa, colinas, tierras bajas y praderas, siempre cerca de un suministro de agua.

Frutos, hojas, ramas, brotes, arbustos y plantas acuáticas.

13 meses.

30 a 35 años.

Grado de amenaza

BIOLOGÍA Y COMPORTAMIENTO:

Estos herbívoros primitivos están emparentados con los caballos y rinocerontes actuales. Existen cuatro especies de tapires, y se encuentran en dos puntos muy distantes del planeta: 1 especie en el Sudeste Asiático y 3 especies en Sudamérica. Son animales de hábitos nocturnos. Su color negro y blanco-grisáceo le permite camuflarse a la perfección con los claroscuros de la selva para ponerse a salvo de depredadores como el Tigre de Sumatra. Su miopía contrasta con su desarrollado sentido del olfato y del oído. El labio superior se convierte en una “trompa prensil” que le permite alcanzar las ramas bajas de los árboles. Son excelentes dispersores de semillas de algunas especies vegetales, ya que algunas llegan incluso a germinar a su paso por el tubo digestivo. Son animales de hábitos solitarios, aunque a veces se encuentran en parejas. Las hembras son fértiles a los tres años de edad, y dan a luz cada dos años, ya que el periodo de gestación es de 13 meses. Dan a luz una sola cría que permanecerá con su madre hasta los 6 u 8 meses.

CURIOSIDADES:

Al nacer, las crías presentan un pelaje oscuro salpicado de manchas y líneas de color blanco, que le ayudan a camuflarse. Al cumplir el año de edad comenzarán a adquirir la coloración típica en los adultos.