Nombre común:

Clamidosaurio

Especie:

Chlamydosaurus kingii

Familia:

Agamidae

Orden:

Squamata

Clase:

Reptilia

Árboles, zonas de hojarasca húmedas de junglas y selvas.

Principalmente insectos y pequeños invertebrados, aunque en ocasiones pueden comer pequeños mamíferos.

Incubación 3 meses.

8 a 15 huevos.

8 a 10 años.

Grado de amenaza

BIOLOGÍA Y COMPORTAMIENTO:

Con hasta 85 centímetros de longitud, se trata de un lagarto robusto de cola y extremidades largas. Generalmente su coloración va del gris al marrón, rosa o amarilla en la línea de la lengua y la boca. Los más distintivo, sin embargo, es el collar que presenta en su cuello, que abre bruscamente al sentirse amenazado para parecer más grande. Este collar no es más que un pliege de piel, que cuando no está estirado, cae sobre sus hombros. Los machos son de mayor tamaño que las hembras.

De hábitos diurnos, pasa gran parte del día tumbado en los troncos y ramas bajas de los árboles.

Al sentirse amenazados, se quedan totalmente paralizados, simulando estar muertos. Si esta técnica no funciona, abren rápidamente el collar y la boca, mostrando sus colores vivos, erguidos sobre las patas traseras, y a menudo emiten un silbido para asustar al depredador. Si con esto no es suficiente, corren a buscar refugio al árbol más cercano.

CURIOSIDADES:

Son muy conocidos por correr en posición bípeda con el collar abierto.

Por el momento solo está reconocida una especie de clamidosaurio, pero las diferencias de color entre los ejemplares que se encuentran en Queensland y las poblaciones de Australia occidental-Territorio norte, dan que pensar a algunos científicos que pueden existir dos especies distintas.

El clamidosaurio era tan popular en las antípodas que, durante mucho tiempo, su efigie podía verse grabada en las viejas monedas de dos centavos.