Nombre común:

Dragón de Komodo

Especie:

Varanus komodoensis

Familia:

Varanidae

Orden:

Squamata

Clase:

Reptilia

Bosque.

Cazan, a veces en grupo, todo tipo de presas como invertebrados, reptiles, aves, nidos y mamíferos hasta el tamaño de un búfalo acuático. Los grandes ejemplares cazan sobre todo ciervos, pero también consumen mucha carroña. Excepcionalmente atacan y devoran seres humanos. También excavan tumbas en busca de cadáveres.

Incubación 8 meses.

20-40 huevos.

Pueden llegar a vivir hasta los 30 años.

Grado de amenaza

BIOLOGÍA Y COMPORTAMIENTO:

Con hasta 3 m de longitud y unos 90 Kg de peso, el dragón de Komodo es el mayor de los saurios vivientes, y el superdepredador de su ecosistema. Cazan, a veces en grupo, todo tipo de presas como invertebrados, reptiles, aves, nidos y mamíferos hasta el tamaño de un búfalo acuático. Los grandes ejemplares cazan sobre todo ciervos, pero también consumen mucha carroña. Excepcionalmente atacan y devoran seres humanos. También excavan tumbas en busca de cadáveres.

Su poderosa boca cuenta con 60 dientes serrados de 2,5 cm de longitud. Su saliva contiene sangre, y es un excelente caldo de cultivo para bacterias altamente patógenas. Además posee dos glándulas venenosas en la mandíbula que segregan proteínas tóxicas capaces de retrasar la coagulación y producir parálisis muscular. Así, un mordisco no letal basta para infectar y debilitar a su presa, incluso para causar su muerte.

Los machos pelean violentamente entre sí para ganar derechos sobre las hembras. El ganador lleva a cabo un igualmente violento cortejo y apareamiento. La hembra fecundada deposita una veintena de huevos en un túnel que ella misma excava. Las crías nacen tras 7-8 meses de incubación, y llevan una vida arborícola en los primeros años para evitar ser devorados por otros dragones. Alcanzan la madurez sexual a los 5 años y pueden llegar a vivir hasta los 30. Se han descrito casos de reproducción asexuada, denominada partenogénesis, en hembras solitarias en parques zoológicos.

CURIOSIDADES:

El dragón de Komodo es el lagarto más grande del mundo, además son tan grandes que en su hábitat natural no tienen depredadores naturales cuando han llegado a su etapa de adultos.